Interpol circula a sospechoso de asesinar madre e hija en Mulukukú, Caribe Norte

La Interpol detalla que Wilmer Antonio González Méndez es buscado por violación agravada, asesinato y portación ilegal de armas. En la notificación colocaron dos fotografías del sujeto, y advierten que si usted lo ha visto puede comunicarse con la Secretaría General de Interpol o la policía local

La Policía Internacional (Interpol) tiene entre los criminales más buscados al nicaragüense Wilmer Antonio González Méndez, de 31 años, quien es buscado por el asesinato de una madre y su hija, ocurrido el pasado 21 de julio en la comunidad Kuriwansito, en Mulukukú, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Desde ese día González Méndez ha andado prófugo de la justicia; la última vez que fue visto fue el día 22 de julio en Siuna, Caribe Norte.

Han pasado casi tres meses y la Policía no ha logrado la captura de González Méndez, quien ahora aparece en la lista de la Interpol, donde informan que el sospechoso nació en Managua.

Además, en la información colocan sus características, como que mide 1.70 metros, pesa 77 kilogramos, cabello negro, ojos castaños.

La Interpol también detalla que González es buscado por violación agravada, asesinato y portación ilegal de armas. En la notificación colocaron dos fotografías del sujeto, y advierten que si usted lo ha visto puede comunicarse con la Secretaría General de Interpol o la policía local.

Wilmer González Méndez fue acusado por la Fiscalía por el asesinato de Diagnnie Dayriris Boniche, de 29 años, y su madre, Luz Maritza González, de 53. Los crímenes ocurrieron en la finca San Jerónimo, que era propiedad de las víctimas, y donde el sospechoso trabajaba como capataz y era persona de confianza de las víctimas.

En la acusación fiscal se confirma que el sujeto violó a la joven

Según declaraciones de algunos testigos —que declararon en una audiencia de anticipo de pruebas en Siuna— doña Maritza González salió temprano el 21 de julio con Wilmer, pero fue encontrada hasta las 11:50 de la noche con disparos en el cuerpo, a varios metros de la casa hacienda.

Mientras que Dayiris Boniche fue hallada a las 12:40 a.m. del 22 de julio en la casa hacienda, la cual estaba cerrada y con las luces apagadas. El cadáver de la joven estaba cubierto con una sábana. El sujeto la mató a golpes.

González Méndez le llevaba a la Policía unas 12 horas de ventaja, ya que él salió de la finca a mediodía del 21 de julio, pero el doble crimen fue descubierto hasta la medianoche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *