Voces Caribeñas, presentó estudio sobre situación del derecho a decidir

Un estudio sobre la situación del derecho a decidir en niñas y mujeres multiétnicas de la costa caribe de Nicaragua, fue presentado este jueves 11 de marzo 2021, en el Municipio de Rosita, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

La investigación revela como aspecto inquietante “que algunas adolescentes y jóvenes ubican las PPMS o píldoras de la mañana siguiente como método anticonceptivo, así como para prevenir embarazos”, también que “la información sobre sexualidad está presente por las experiencias y conocimientos de docentes y padres,  ligadas con sus propias historias de vida, no ajustadas a términos científicos y objetivos”, poniendo en evidencia que aún hace falta educación sexual.

La Lic. Finix Castillo, facilitadora de Voces Caribeñas, destaco que este estudio tenía como objetivo, obtener información del impacto “derecho a decidir en la salud de niñas y mujeres multiétnicas” con este estudio fue posible el análisis de los factores que influyen en la formación de opinión y postura ante el derecho a decidir.

De acuerdo con Castillo, la presentación del documento final se hizo ante docentes de Rosita y Bonanza, comunicadores, organización de mujeres y ONG, por la importante labor que representan en el abordaje del tema.

La investigadora, dijo que los resultados han reafirmado la importancia del aborraje del derecho a decidir y denota el poco acceso a salud sexual y reproductiva, no hay comunicación entre padres e hijos y una sociedad que normaliza el embarazo en adolescentes y jóvenes.

El estudio “situación del derecho a decidir en niñas y mujeres multiétnicas de la costa caribe de Nicaragua” se realizó en el año 2020, en los municipios de Bonanza, Puerto Cabeza y Waspán, con personal de salud, docentes, jóvenes y adolescentes.

“Aunque Rosita, no estamos dentro del estudio, la realidad es similar, embarazos en adolecente, violaciones, y la falta de acceso a la información objetiva” destaca la Lic. María Cecilia Hernández Justo, coordinadora de Acción Medica Cristiana, quien destaco que, como ONG, han trabajado el componente socioemocional en comunidades de Rosita, donde encontraron realidades difíciles de violaciones a niñas menores y que han aumentado por que la pandemia del covid-19 se ha convertido en una cortina de humo para esconder estas realidades sociales.

La docente Zenaida Mendoza del Municipio de Bonanza, destacó que estudios como este, serían pertinentes en más colegios porque “hay muchas chavalas y chavalos, que están siendo violentados y aunque ellos sedan, (a tener relaciones sexuales) la verdad es que de alguna manera están siendo manipulados”.  

El estupro, es un delito penalizado en el código penal de Nicaragua y consiste en tener una relación sexual con una persona menor de edad, valiéndose del engaño o de la superioridad que se tiene sobre ella.

Por lo que Voces Caribeñas, una vez más está comprometido con su labor educativa, especialmente con grupos vulnerables como; niñas, jóvenes y adolescentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *