Procesos desde la educación superior intercultural

Durante el desarrollo de las actividades del XXV Aniversario de la URACCAN, se llevó a cabo la mesa temática Descolonización y despatriarcalización para la transformación social desde la educación superior intercultural, donde se discutieron aspectos importantes para la transformación social desde la educación superior, a través del diálogo de sentires, saberes y haceres, resaltando la importancia de las vivencias personales.

URACCAN aporta en los cambios de pensamientos

Msc. Bernardine Dixon CEIMM URACCAN

Durante esta actividad, Ada Madrigal, Originaria del municipio de Siuna compartió que “Nos hemos educado bajo un sistema patriarcal que es discriminatorio, por razones de género, de sexo, orientación e identidad étnica, en esa formación es importante reconocer quienes fuimos y que hemos aprendido bajo el modelo de Universidad Comunitaria Intercultural”, compartió.

Mediante el intercambio, las y los participantes reconocieron que para lograr un cambio trascendental y de impacto es necesario reconocer que se deben de cambiar actitudes y comportamientos que ofenden o lastiman a los demás; como un proceso de desaprender y reaprender, pero también reconocer y hacer ciudadanía intercultural.

Reconocer el ser

En este mismo sentido, Tupac Acosta, coordinador de la Organización Indígena Tonatierra de Arizona, refirió que “Nosotros no estamos aprendiendo a saber quiénes somos, en una reunión en mi país, y seguro pasa aquí en Nicaragua, por uno o dos hermanos mestizos uno tiene que hablar en castellano, el hermano mestizo no se ha preocupado en aprender nuestra lengua y nosotros sí, en este sentido se pone en práctica la educación, lo que nosotros conocemos como el diálogo entre nosotros mismos que eso es hacer interculturalidad; porqué existe el racismo, porque nosotros no  estamos aprendiendo a  saber quiénes somos”, compartió.

Para culminar el diálogo, se concluyó que para avanzar en la erradicación de la discriminación y racismo se debe trabajar en la construcción de la ciudadanía intercultural, en el reconocimiento del ser; para poder enfrentar el racismo y la discriminación que viven los pueblos originarios, pero, sobre todo reconocer sus orígenes y fortalecer y promover espacios de diálogos interculturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *