Mujer argentina pide prisión domiciliaria para el asesino de su hijo y así evitar contagió de covid-19.

«He tenido rabia. He tenido odio. Pero nunca le he deseado la muerte», escribió en una carta abierta Silvia Ontivero de Argentina, quien a da un gran mensaje de humanismo al mundo entero al pedir la libertad del asesino de su hijo para que no se contagie de coronavirus.

En medio de un fuerte rechazo en Argentina a la decisión de la Justicia de excarcelar a cientos de presos por riesgo a que contraigan del coronavirus, Onetivero una madre que cuyo hijo fue asesinado   por Diego Arduino hace 16 años, señaló que estaba de acuerdo con que el hombre fuera excarcelado debido a que sufre de asma y su salud corre peligro por la pandemia de covid-19.

En febrero pasado, cuando Arduino cumplió la mayor parte de condena y tenía la posibilidad de lograr la prisión condicional, Ontivero había escrito a los jueces encargados del caso alentándolos a que rechazaran esa solicitud.

Muchos otros países, incluyendo en Latinoamérica a Chile, Colombia, México y Perú, han tomado medidas similares, siguiendo las recomendaciones de organismos internacionales de derechos humanos que han advertido sobre las peligrosas condiciones de hacinamiento en las cárceles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *