EEUU: Algunos bancos ya no quieren más dinero de sus clientes

Algunos de los mayores clientes de JP Morgan se encontraron recientemente con una reacción insólita, ya que el banco les pidió que se llevaran su dinero a otra parte.

Según explicó su ejecutivo Jamie Dimon, la histórica firma de inversiones solicitó a algunas de las empresas que más fondos tienen depositados en él que los traspasaran a otras entidades, hasta reducir su base de depósitos en 200.000 millones de dólares.

«Los mayores bancos del país están inundados de dinero, hasta el punto de que algunos han empezado a rechazar depósitos y podríamos ver que otros empiezan a hacerlo también», afirma en conversación con BBC Mundo Nathan Stovall, experto en el sistema financiero de Estados Unidos de S&P Global.

Crisis de liquidez al revés

 En condiciones normales, los bancos siempre están ávidos de recibir ingresos, porque con ellos pueden conceder préstamos y obtener un interés. Esos intereses son parte principal de su negocio.

Pero ese margen de ganancia ha desaparecido por una combinación de factores relacionados con las exigencias de capital aprobadas tras la crisis financiera de 2008, el golpe económico de la pandemia y la política de estímulos que ha adoptado el gobierno de Estados Unidos para contrarrestarlo.

Posibles afectaciones 

Stovall cree que «ahora el sistema financiero es fuerte» y no está en juego su viabilidad. «Se trata más bien de una cuestión de cuánto puede ser su beneficio».

El experto recuerda que «los bancos más grandes cuentan con otras muchas maneras de hacer negocio» y no cree que el nuevo gobierno presidido por Joe Biden vaya a hacer concesiones sustanciales en materia regulatoria.

«La seguridad del sistema es prioritaria para el gobierno, que lo que quiere de la banca es que esté en condiciones de conceder créditos para activar la economía, y, desde luego, la banca está deseosa de hacerlo».

¿Y los clientes? ¿Se encontrarán con que no tienen dónde guardar su dinero?

«Puede que algunos bancos les digan que busquen otro lugar, pero siempre va a haber alguien dispuesto a recibir los fondos», pronostica Stovall.

 Fuente/BBC Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *