2 mil 800 millones de dólares se invirtieron en el sector eléctrico en los últimos 10 años en Nicaragua.

Nicaragua es el país centroamericano que en los últimos 10 años ha experimentado un rápido crecimiento en generación y cobertura energética, pasando de un 54% de cobertura nacional en el 2006, al 95.6% en el 2018.

El presidente de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) Salvador Mansell, destaco los principales resultados de la gestión del Gobierno de Nicaragua en la última década, en la que el país ha evolucionado en aspectos claves, incluyendo el cambio de la matriz energética.

A partir del año 2007, con la llegada del Gobierno sandinista al poder, Nicaragua comenzó un proceso de transformación en las políticas públicas que conllevó en el caso de la energía a terminar con los racionamientos, mediante la instalación de plantas de generación que entraron al sistema para fortalecer la generación energética.

A finales del 2006 el país generaba 754 megavatios y en 12 años el crecimiento ha sido de 863.4 megavatios de generación a una nueva realidad que se sitúa en los 1 mil 534 megavatios.

No solo la generación energética dio un salto considerable en poco más de una década. Mansell detalló que mientras en el 2006 la cobertura eléctrica era del 54%, en el 2018 la cobertura total pasó al 95.6%, y para este año 2019 se alcanzará el 96.7%. Se tiene previsto que para el año 2021 la cobertura eléctrica sea del 99.9%.

En una radiografía más precisa, Mansell explicó que solo un departamento del país tiene un índice de cobertura menor al 60%; otros cuatro departamentos tienen un nivel de cobertura entre 60 y 69%; y 11 departamentos más están con un índice de cobertura superior al 95%.

“La estrategia del plan nacional de nuestro gobierno, es empezar a introducir energía más favorable para poco a poco ir balanceando ese costo de la energía”, mencionó Mansell y valoró que en la generación energética con fuentes renovables es Nicaragua el país de la región que tiene la mayor generación de energía eólica y de biomasa.

El ingeniero Mansell detalló que desde el 2008 al 2018, en Nicaragua se invirtieron 1 mil 525.8 millones de dólares en el campo de la generación eléctrica, mientras que, en cobertura eléctrica, sistema interconectado, programa de eficiencia energética y normalización de asentamientos, se invirtió 1 mil 300 millones de dólares.

Asimismo, indicó que entre el 2019 y el 2023, el plan de trabajo contempla una inversión de 863 millones de dólares, de los cuales 120 millones de dólares se están ejecutando en el 2019, para electrificar 528 comunidades a nivel nacional.

Además, se invertirán 510 millones de dólares en la construcción de subestaciones y líneas de transmisión para continuar electrificando las comunidades que faltan para alcanzar la cobertura del 99.9% a nivel nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *